Ansiedad después de un trauma

Ansiedad después de un trauma: TRASTORNO POR ESTRÉS POST-TRAUMÁTICO (TEPT)
factores-trastorno-estres-postraumatico_image001-300x227Es el conjunto de síntomas físicos y mentales que una persona presenta persistente e involuntariamente después de haber sido testigo o sufrido un hecho traumático, como haber tenido o presenciado un accidente, un desastre natural (terremotos, incendios o inundaciones) o un hecho violento (asaltos, agresiones físicas, violaciones o guerra).

La persona reacciona a este suceso con mucho miedo e impotencia y continua reviviendo esta sensación aun después de varias semanas, meses o años y además desde entonces trata de evitar todo aquello que se lo recuerde, pero a pesar de no querer recordarlo, las vivencias se desencadenan ante varias situaciones similares y hasta en los sueños que se manifiestan como pesadillas.
desesperacionUn síntoma muy característico son los llamados “flashback” “rememoración” en el que la persona revive el momento tan real como si estuviera sucediendo de nuevo, y con ello resiente nuevamente todo el temor y angustia que vivió.

El trastorno puede aparecer aun meses o años después de haber experimentado el trauma,se presenta en 1 a 3 de cada 100 personas y puede aparecer en cualquier edad, pero es más común en adultos jóvenes.
estres-postraumatico-terremoto“desde que sucedió el accidente todo a cambiado en mi vida, todo ha ido mal y me da miedo manejar. Cualquier ruido fuerte me espanta y si escucho una sirena, me transporto en el tiempo y siento que estuviera viviendo todo de nuevo, mis amigos y familiares me dicen que frecuentemente me notan en la luna y que en cuanto se habla de eso me pongo mal. Por supuesto, evito pasar por el lugar donde sucedió el accidente”.

¿Qué caracteriza al TEPT en niños y adolescentes? De los principales factores estresantes en niños se encuentra el secuestro, ataques de animales, lesiones severas por quemaduras y disparos accidentales de arma de fuego. Y en general, los niños tienen alto riesgo al presenciar violencia intrafamiliar. En los niños se puede esperar cronicidad si se han estado expuestos a múltiples traumas como violencia física o sexual.
ansiedad-enferma-pánico-300x225¿Cuál es la causa del TEPT? La causa principal es el factor estresante, su magnitud, permanencia o repetición constante y la predisposición. No todas las personas que viven algo traumático desarrollan el trastorno por estrés post-traumático. Se han identificado factores biológicos y psicológicos que predisponen a que alguien desarrolle ese trastorno. En general el trastorno tiene que ver con el significado y el valor que la persona da al suceso traumático, muy ligados a su historia personal.

Los factores que se han asociado a mayor vulnerabilidad para presentar este problema son:

  • Haber tenido traumas durante la infancia.
  • No haber tenido un sistema de apoyo adecuado.
  • Cambios estresantes y familiares con trastornos de ansiedad (vulnerabilidad genética).
  • De los factores biológicos, los sistemas de neurotransmisores noradrenericos y opioides endógenos, así como el eje de control hormonal hipotálamo- hipófisis –adrenal. Estos sistemas se han reportado hiperactivos en pacientes con este trastorno.

victimas-de-delitos-sufren-estres-postraumatico-300x350-257x300¿Cómo saber si su angustia actual es un Trastorno de Estres Post Trauma? Lo ideal es acudir con un profesional del Instituto Interamericano de Salud Mental en el Grupo médico Colón al 9255308 a valoración si lo sospecha. Pero a continuación se presenta un ejercicio que puede apoyarte en identificar este problema.

  1. ¿has vivido o has sido testigo de un suceso traumático (accidente, catástrofe natural, asalto, violación, secuestro o muerte súbita de alguien muy cercano?.
  2. ¿has revivido el suceso de manera angustiante (en sueños, o imágenes muy vividas) en repetidas ocasiones?
  3. Señala si el último mes te ha pasado algo de lo siguiente:
  4. Has evitado pensar en este suceso traumatico
  5. Has tenido dificultad de no recordar u olvidar ese suceso
  6. Has disminuido tu interés en las cosas por este suceso
  7. Te has sentido alejado o distante de los demás por ese suceso
  8. Has notado tus sentimientos adormecidos por este suceso.
  9. Has tenido la impresión que tu vida se acorta por este suceso.
  10. señala si el último mes te ha pasado algo de lo siguiente:
  11. dificultades para dormir después del suceso.
  12. Has estado irritable
  13. Has tenido dificultad para concentrarse
  14. Has estado nervioso
  15. Te sobresaltas fácilmente.

Si contestaste que si a 2 de las primeras preguntas, a 3 o más síntomas del 3er punto y 2 o más en el apartado 4 , es necesaria una valoración para verificar si has presentado TEPT.
etapas-postraumatico1-300x246¿Cuál es el tratamiento del TEPT? Cuando una persona ha sufrido un trauma importante reciente, la terapia más importante consiste en proporcionar apoyo, animar al paciente a que hable sobre el suceso. Cuando se trata de una persona que se está enfrentando a un suceso traumático del pasado y que está presentando un TEPT, el tratamiento debe incluir educación sobre el trastorno, terapia y tratamiento farmacológico.

Psicoterapia: En algunos casos la reconstrucción del suceso puede resultar terapéutica se ha utilizado con éxito la terapia conductual, la terapia cognitiva o la fusión de ambas, así como las terapias de grupo y familiares. En general se tiene dos objetivos, el primero es la exposición in vivo, y el otro es a través de técnicas de manejo de estrés, incluidas las técnicas de relajación. Una de estas estrategias puede ser escribiendo una narración de los hechos, imaginar el suceso y cambiar las partes que no le gustan o son muy dolorosas. Re-escribir el suceso como se desearía que sucediera y que describa como sería la vida sin que eso hubiera ocurrido.

En el tratamiento farmacológico: Se utilizan con éxito los ISRS (inhibidores selectivos de serótina). Los pacientes que responden bien a estos medicamentos, deben de mantener el tratamiento al menos un año antes de que se intenten retirar.

Recomendaciones generales para control de todas las modalidades de ansiedad:  Sean tipo obsesivo compulsiva, ansiedad generalizada, fobia específica a objetos, animales o situaciones, social, agorafobia y pánico. ¿Como puedo controlar mi ansiedad?

El ejercicio adecuado diario nos ayuda a una tonificación muscular, evitando tanto la rigidez muscular generalizada o parcial así como el exceso de activación del sistema nervioso, propiciando un sano cansancio que favorece el sueño reparador y calma el exceso de preocupaciones. Si nuestra condición física no es muy buena y no podemos tolerar un ejercicio intenso, se recomienda dividirlo en fragmentos pequeños a lo largo del día e iniciar con un ritmo muy suave hasta ganar un bienestar suficiente para continuar con esfuerzos cada vez mayores. Es preferible practicar un deporte que nos guste, ya que de paso nos proporcionara mayor satisfacción.

Hábitos de alimentación y sueño:  Muchas personas se han acostumbrado a una alimentación caótica y unos horarios de sueño demasiado ajustados o irregulares, lo que en algún momento tendrá consecuencias negativas. Una alimentación variada y no muy pesada favorece el control de muchos síntomas gástricos que se incrementan en estado de ansiedad (diarreas, estreñimiento, gases, molestias estomacales, etc.) muchas personas detectan su angustia por las sensaciones de mareo por la mañana: a unas y otras no les conviene complicarse con una alimentación inadecuada.

Regular el sueño, de forma que sea suficiente y que el cuerpo encuentre un alivio, puede ayudar a disminuir la tensión. Un grado elevado de ansiedad influye para que el momento de iniciar el sueño sea más difícil, porque aparecen en la mente múltiples pensamientos que nos desvelan o bien, nos dedicamos en el momento que nos tocaría descansar, a cansarnos con pesadas reflexiones de conciencia o preparativos para el día siguiente. Sería recomendable que nos ayudemos a nosotros mismos eligiendo otro momento para las reflexiones y la planificación del día. A cambio nos relajaremos pensando cosas agradables o leyendo un artículo de esos que inducen a dormirse. Si estamos más de 15 minutos removiéndonos entre las sábanas sin poder dormir, es preferible levantarse y hacer algo aburrido hasta que notemos que los parpados nos pesan y entonces volvamos a la cama. La persona ansiosa puede torturarse con facilidad por el hecho de que si le cuesta dormirse tendrá dificultades para estar despejada al día siguiente y se atormenta ante la idea de que se aproxima la hora del despertar. La misma anticipación o temor de que igual no podemos dormir bien, puede causar que durmamos mal. Hay que recordar que dormirse es algo pasivo, no algo que hagamos poniendo mucho esfuerzo de voluntad y que provoquemos con el látigo de la frase “¡tengo que dormir!”, por consiguiente el método para conseguir que venga el sueño, es no hacer nada, ni siquiera pensar en ello.

 

Planificación de actividades:  No se recomienda forzar la marcha para que quepan más cosas en el mismo periodo de tiempo, y hay que seleccionar las cosas que en el momento sean más importantes, intentando delegar o aplazar el resto. y aunque se logre disminuir la cantidad de cosas, hay quienes pueden estar tan acelerados que van con la misma prisa. El planificar nuestras actividades es otra herramienta muy conveniente para rebajar tensiones, sabiendo intercalar descansos oportunos para aliviar el crecimiento de la ansiedad o cambiando el tipo de tarea a una más suave o llevadera. No debemos olvidar dar satisfacción a distintas necesidades y no descuidarlas ya que es una forma de armonizarnos, dedicando tiempo a los amigos, a nuestras lecturas, músicas y placeres personales, teniendo momentos de contacto afectivo.

Técnicas de relajación:

Los ejercicios de relajación muscular, respiración y yoga son tan poderosos como un fármaco, aunque algo más trabajosos. Puede resultar una buena inversión aprender estas técnicas porque no solo serán útiles para afrontar el momento actual, sino que nos ayudará a cuidarnos ante las presiones.

Técnica de relajación muscular: Ésta técnica es una forma útil para afrontar de modo específico sentimientos de ansiedad y nerviosismo, pero también puede ser útil para relajarse después de un día agotador. Seleccione un lugar en el que pueda estar tranquilo.es importante completar los ejercicios sin quedarse dormido, aunque probablemente deseará dormir al terminar el período de relajación y notará un sueño de mejor calidad. Esta técnica le llevará aproximadamente entre 20 y 30minutos.

  • Para iniciar, afloje cualquier tipo de ropa que lo apriete, quítese los zapatos y recuéstese. A lo largo de los ejercicios relajará progresivamente cada parte de su cuerpo, empezando por los pies y acabando por los músculos de la cara.
  • Cierre los ojos y ponga tensión en una parte de su cuerpo (le puede facilitar iniciar por los pies así no olvidara que parte de su cuerpo ha trabajado ). Mantenga esta tensión hasta contar 5. Mientras cuenta, procure aumentar la tensión: 1 (fuerte), 2 (un poco más fuerte), 3(todavía más fuerte), etc. Hasta el máximo que pueda.
    • Inspire profundamente y al hacerlo libere la Tensión que había logrado, repítase: relájate, relájate. Contraiga y afloje cada grupo muscular en forma ascendente de los pies a la cabeza.

Para todas las partes del cuerpo se aplican las mismas instrucciones, concentrarse sucesivamente en cada parte de su cuerpo, en la cual tensará y relajará los músculos según se recomienda a continuación:

  • Pies: ténselos vigorosamente y manténgalos así unos segúndos y después relájelos.
  • Tobillos: dirija las puntas de los pies hacia su cuerpo y tense los músculos de las pantorrillas manteniendo la tensión. Relájese.
  • Abdomen: tense el abdomen como como si esperara que le encajaran un puñetazo en el estomago. Relájese.
  • Pecho tense los hombros apretando las palmas de las manos una contra otra. Relajese.
  • Pecho: tense los hombros encogiéndolos tan altos como pueda. relájese.
  • Garganta: tense la garganta hundiendo la barbilla en el pecho. Relájese.
  • Nuca y cabeza: presionelas contra la espalda y relájese
  • Cara arrugue la frente y apriete, luego relájese. Arrugue las cejas y apriete, relájese. Cierre los ojos apretando fuertemente, relájese. Apreté las mandíbulas y los dientes, relájese. Apriete los labios vigorosamente y luego deje que se entreabran lentamente.

Observe en todo momento el contraste entre la tensión y la relajación

Con los ojos todavía cerrados, experimente las sensaciones que su cuerpo le está proporcionando, probablemente sienta calor o incluso un leve hormigueo.

Para terminar, recorra de nueva cuenta cada parte de su cuerpo y relaje aún más (sin tensar músculos), intente conseguir una relajación más profunda. A medida que relaja deje su mente en blanco.

Para abrir los ojos cuente del 0 al 10 repitiéndose a sí mismo frases optimistas.(efecto de mantras, autosugestión  u oración)

Usted lograra identificar la diferencia en su cuerpo, cuando esta tenso y cuando esta relajado, y podrá saber en cualquier momento el grado de tensión acumulada, siendo necesario entonces, darse el tiempo para descansar y relajarse. Recuerde que entre más lo practique, mas automática será la relajación.

Técnica de relajación diafragmática: es una técnica de control de ansiedad muy útil que se practica de varias maneras, pero en común consiste en llevar un poco de aire lentamente a la parte baja de los pulmones como se mostrara más adelante para aprender a practicarla. Al inicio practique estando tranquilo en un lugar cómodo y de preferencia recostado o sentado. Trate de meter el aire por la nariz (no meter demasiado aire) salvo que tenga algún problema que se lo dificulte hágalo por la boca sin abrirla demasiado. Cuando ya domine la técnica, lo podrá hacer hasta caminando y en momentos en los que identifique tensión, con la practica constante podrá controlar su ansiedad.

Técnica:

Coloque una mano en el pecho y otra en el estómago, esto para asegurarse de controlar la entrada de aire a la parte baja de los pulmones sin mover el pecho.

Meta aire lentamente a la parte baja de sus pulmones sacando el abdomen sin mover el pecho.

Retenga el aire en esa posición.

Lentamente vaya sacando el aire metiendo el estómago sin mover el pecho.

Procure mantenerse relajado y relajarse más conforme saque el aire lentamente.

Se recomienda ir respirando cada vez más lento. Para ello :

Como se ha indicado, meta el aire lentamente pero ahora contando del 1 al 5 y reténgalo mientras cuenta del 1 al 3

Saque el aire lentamente mientras cuenta del 1al 5.

Actividades manuales:

Las actividades manuales y aficiones artísticas son muy convenientes para las personas que tienen angustia y preocupaciones intelectuales. El disfrutar de la naturaleza tiene un efecto benéfico similar. Las personas cuyo estrés tienen un origen físico (ir de aquí para allá, niños revoloteando, esfuerzos físicos intensos, etc. ) se les recomienda más bien lo contrario, dejar descansar el cuerpo y hacer trabajar el espíritu con cosas que estimulen la inteligencia, como podría ser una actividad de aprendizaje (idiomas).

 

Actividad social:

Aumentar la vida social, vincularse, participar en las conversaciones, reuniones informales y cultivar l amistad, son ideas positivas y no deben dejarse de lado pensando que el “retiro” y el aislamiento nos tranquilizarán más. Una forma de relajación proviene de la satisfacción y del ánimo, de habernos molestado en hacer algo con cierta calidad, habiéndonos interesado por los demás y por el mundo externo. Particularmente conviene relajarse mediante el contacto afectivo con las personas a nuestro alrededor, desde el vecino hasta nuestra pareja o familia.

Conclusiones

En apartados específicos de este trabajo se ha comentado el papel que juega en la vida diaria el miedo y la ansiedad normales. Estas emociones y reacciones han acompañado a los seres humanos y han contribuido a su supervivencia. Esto es muy importante al fijar los objetivos en el tratamiento de los trastornos ansiosos, ya que el objetivo del tratamiento no es quitar la ansiedad , sino más bien ayudar al paciente que aprenda a identificar sus posibles causas y manejar su trastorno. Se hace énfasis de las características que se deben considerar para establecer cuando la ansiedad se convierte en patológica y forma parte de cada uno de los trastornos de ansiedad .

Los trastornos de ansiedad son la expresión de factores biológicos psicosociales que interactúan de tal manera que provocan en el individuo deterioro o pérdida de su funcionamiento laboral, escolar social y /o familiar.

Estos trastornos ocupan el primer lugar dentro de todos los trastornos mentales por su frecuencia. Afectan tanto a hombres como a mujeres, en cualquier etapa de la vida. Aunque se ha reportado que las mujeres tienen mayor probabilidad de presentar alguno de estos trastornos.

Actualmente se reconoce que los niños y adolescentes también pueden presentar estos problemas de salud mental, los cuales comparten en general las mismas características que en la población adulta, aunque su terapéutica, puede ser distinta de acuerdo a la medicina basada en evidencia.

Los trastornos de ansiedad frecuentemente se pueden presentar en conjunto con otros trastornos mentales como la depresión o abuso / dependencia de sustancia o drogas . También se pueden presentar o formar parte de distintas entidades médicas como enfermedades cardiovasculares o endocrinológicas entre otras.

Actualmente se cuentan con efectivas estrategias de tratamiento, las cuales pueden ser divididas en dos: Psico-sociales y farmacológicas.

Las estrategias Psico-sociales incluyen a las intervenciones psicoterapéuticas como la terapia congnitivo-conductual, terapia interpersonal, familiar , de grupo o psicodinámica.

Las estrategias farmacológicas de elección son medicamentos llamados inhibidores selectivos de recaptura de serotonina ( ISRS), los cuales tienen su mecanismo de acción sobre serotonina, que es uno de los neurotransmisores involucrados en ansiedad en conjunto con la noradrenalina y el GABA. (acido gama amino butírico) que la aumentan o inhiben en ciertas regiones cerebrales como la amígdala y el hipocampo y sus conexiones.

Los trastornos de ansiedad comprenden:  al trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de ansiedad por separación (TAS), el trastorno de angustia (TA), la fobia especifica, la fobia social, el trastorno por estrés post-traumático (TEPT), y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), los cuales tienen características o síntomas que lo diferencian unos de otros y que requieren criterios de tiempo y mala función en el individuo para establecer el diagnostico.

Se establece recomendaciones generales que pueden ser utilizadas para combatir el estrés diario y apoyar el tratamiento ante un trastorno de ansiedad, como por ejemplo el realizar ejercicio con regularidad, mejorar hábitos de alimentación y sueño, invertir tiempo en actividades sociales y recreativas, se incluyeron técnicas específicas de relajación muscular y de respiración como método sencillo para iniciar a practicar.

Los trastornos de ansiedad son muy frecuentes pero tienen tratamiento y entre más temprano se identifican y más pronto se manejan, mejor pronóstico y menos impacto negativo provocan en las personas.

Bibliografía: 1.- American Academy of children and adolescent Psychiatry. Pactice parameter for assessment and treatment of children and adolescents with anxiety disorders, Washington DC. 2004.  2.-Asociación Americana de Psiquiatría, Manual diagnóstico de los trastornos mentales, cuarta edición, texto revisado Washington DC. 2001. 3.- Brawman- Mintzer O Yonker KA. New trends in the treatment of anxiety. Disorders CNS spectrums 9(sppl 7): 19-27, 2004.

One Response to Ansiedad después de un trauma

  1. Pingback: Trastornos de ansiedad y tipos. | Salud Mental Merida

Contamos con programas de Rehabilitación en Adicciones


“La rehabilitación es necesaria para tener calidad de vida…date la oportunidad de vivir mejor”.
Leer Mas